tnt marketing logo

Benchmarking: ¿qué es y por qué es buena idea analizar a la competencia?

TNT Marketing

TNT Marketing

Agencia de Marketing & Comunicaciones

Que es benchmarking

En muchas ocasiones, analizar a la competencia es la mejor opción para encontrar nuevos insights sobre tu negocio y descubrir qué tipo de estrategias están llevando a cabo otras empresas que quizá aún no hayas considerado. Para ayudarte a entender un poco más sobre el benchmarking, qué es, cómo funciona e incluso cómo puedes llevarlo a cabo de manera efectiva, te recomendamos leer esta publicación hasta el final.

¿Qué es el Benchmarking?

Explicado de manera sencilla, el benchmarking es un proceso de comparación de una empresa con sus competidores para encontrar oportunidades de mejora. Sin embargo, debes tener presente que no se trata de copiar lo que está haciendo la competencia, sino todo lo contrario, consiste en crear tu propia estrategia teniendo en cuenta las mejores prácticas de tus competidores.

Además, todo este proceso de evaluación puedes utilizarlo para muchos propósitos, como por ejemplo:

  • Identificar las fortalezas y debilidades de los productos o servicios de tu empresa.
  • Encontrar nuevos mercados o clientes a los que vender.
  • Recopilar datos sobre precios, características, campañas de marketing, etc. de los competidores.

Identificar las falencias de tu compañía y sus estrategias.

Tipos de benchmarking

Ahora que conoces qué es el benchmarking, es importante que sepas que este puede variar de acuerdo a tus objetivos y el entorno en el que se aplique. Por esta razón podemos encontrar:

  • Benchmarking interno.
  • Benchmarking competitivo.
  • Benchmarking funcional.

Conozcamos en detalle cada uno de ellos:

Benchmarking interno

Probablemente la palabra “interno” ya te habrá dado una pista de qué tipo de benchmarking se trate. Y sí, justo como lo estás pensando, el benchmarking interno busca comparar a tu empresa consigo misma.

Explicado de una forma mejor, se trata de una comparación entre distintos departamentos o áreas que conforman a tu organización.

Por ejemplo, si tu equipo de creativos está obteniendo buenos resultados, pero no tu equipo de ingenieros, podrías realizar una evaluación orientada a encontrar cuáles son los puntos fuertes y débiles de cada uno, qué metodologías de trabajo utilizan, cómo administran su tiempo, cuántas reuniones tienen por semana, etc.

De esta manera podrás conocer en qué está fallando el equipo que te interesa mejorar y replantear su estructura o la forma en la que se organizan, con el propósito de seguir las mejores prácticas del equipo de creativos, en este caso.

En definitiva, el benchmarking interno te ayudará a identificar los puntos comunes entre ambos equipos, así como los puntos fuertes y débiles de cada uno, con el objetivo de encontrar áreas de oportunidad y poder desarrollar nuevas estrategias orientadas a la mejora de los procesos existentes.

Benchmarking competitivo

El benchmarking competitivo es el más utilizado de todos. De hecho, al principio de este contenido, cuando hablábamos de benchmarking, hacíamos referencia a él. Este tiene como objetivo evaluar los servicios, procesos y KPIs relevantes de la competencia directa con el propósito de identificar sus fortalezas y adaptarlas a tu negocio.

Cuando realizas un benchmarking competitivo, es importante seleccionar un número considerable de competidores (4-5) para poder tener una muestra de datos mucho más completa. Sin embargo, también puede depender de tus objetivos. Por ejemplo, si alguien de tu competencia es bastante fuerte, puedes realizar una comparación 1 a 1 y examinar de manera detallada sus procesos, estrategias y demás.

Benchmarking funcional

A diferencia del benchmarking competitivo, el funcional no involucra a tu competencia directa sino todo lo contrario, se trata de realizar una comparación con tus competidores indirectos, aunque no pertenezcan a la misma rama y categoría.

Por ejemplo, si eres parte de la industria automovilística,  pero te preguntas por qué Starbucks tiene tanto éxito, entonces es el buen momento de aplicar una estrategia de benchmarking funcional en tu empresa.

En la mayoría de los casos, todas las empresas exitosas, que cumplen con sus objetivos, tienen algo bueno para enseñarte. Lo importante es detectar qué están haciendo bien y aprender de ellos de la mejor forma.

¿Cuáles son las ventajas de aplicar una estrategia de benchmarking en tu negocio?

Las organizaciones se benefician del benchmarking al:

  • Formular estrategias para superar a los competidores.
  • Identificar y reducir posibles riesgos empresariales.
  • Simplificar tareas complejas.
  • Identificar áreas de mejora.
  • Establecer objetivos realistas y razonables.

Primeros pasos para realizar un Benchmarking competitivo

Realizar una estrategia de benchmarking no requiere de grandes gastos pero sí las herramientas y el tiempo necesario para poder realizarse de manera exitosa. Si esta es tu primera vez realizando un benchmarking, no te preocupes, estos son los principales pasos que debes seguir:

  1. Define tus objetivos:

    comienza por preguntarte por qué estás haciendo el benchmarking, qué quieres conseguir con él y cuáles son los KPIs que deseas evaluar. Por ejemplo, puede que solo te interese realizarlo por temas de branding, y está bien, ese es tu objetivo. ¡Qué bueno que lo tengas claro!

  2. Identifica a la competencia:

    ahora que ya sabes por qué lo quieres hacer, es importante conocer cuál es tu competencia. Y aunque seguro ya lo sepas, nunca está de más realizar una investigación un poco más profunda, quizá haya un competidor escabulléndose por allí, consiguiendo buenos resultados y aún no lo hayas notado.

  3. Extrae, ordena y clasifica los datos:

    ya sabes quién es tu competencia y cuáles son los KPIs que quieres evaluar. Ahora es el momento de extraer todos esos datos y organizarlos con el fin de poder compararlos de una manera mucho más sencilla.

  4. Analiza la información

    finalmente, es el momento de poner en marcha tu lado analítico y darle sentido a los datos que obtuviste previamente. En esta etapa, es importante que comiences a identificar oportunidades de mejora y puedas definir nuevos objetivos y estrategias con base en todos los hallazgos de tu investigación.

Ahora que ya sabes qué es un benchmarking, cuáles existen, cómo benefician a tu empresa, e incluso cómo realizar uno por tu cuenta, te invitamos a seguir leyendo más contenido en nuestro blog.

Si en algún momento necesitas de nuestra ayuda en TNT Marketing tenemos  a un equipo de expertos en investigación, bastante hábiles con herramientas de inteligencia artificial e ideales para realizar el benchmarking de tu empresa, descubrir los secretos de tus competidores y encontrar oportunidades para tu negocio.

Benchmarking asesorías

Contáctanos

Puedes contactarnos y con gusto nos pondremos manos a la obra.

Uno de nuestros profesionales atenderá tu requerimiento y podremos ayudarte a encontrar oportunidades para mejorar tu negocio.


Contactar ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Summit  Facebook

Team X  Lenovo

LaLiga  México

Bimbo

Motorola 

ThinkPad X1 Fold Lenovo

ThinkPad X1 Fold Lenovo